¿Por qué los españoles a veces no te entienden cuando hablas español?

¿A quién no le ha pasado algo parecido alguna vez?

Cada vez te sientes más cómoda en España y entiendes bastante cuando te hablan. 

Estás pasando unos días en la costa y estás feliz. Tanto, que invitas a tu amiga de toda la vida. Ella está agradecida y va supertranquila, porque sabe que tú te manejas bastante bien en español y puede contar contigo para todo.

Salís a cenar a un restaurante que te han recomendado. Cuando se acercan a tu mesa hablas con el camarero. Empiezas a pedir y haces alguna pregunta sobre las sugerencias del día.

¡Y zas! Te contesta en inglés.

¿Pero por qué? Sientes como si te dieran una bofetada en la cara y piensas que has fracasado. Te haces las típicas preguntas: ¿qué he dicho mal? ¿pero si se dice así, por qué no me entiende? ¿será idiota?…Face with Rolling Eyes on Google

Los motivos pueden ser varios, pero te aseguro que uno de los más importantes y frecuentes es la entonación.

Recuerda lo que te contaba en estos artículos:

¿Cómo parecer casi nativo con tu nivel intermedio de español?

4 factores para entender mejor el español hablado.

En muchas escuelas ni se habla de esto, y no lo entiendo. Mira, te cuento un secreto.

Estoy convencida de que mi nivel de neerlandés subió como la espuma desde el momento en que empecé a copiar la entonación real de los nativos.

¡Madre mía, qué diferencia! 

Por experiencia te digo que decir una frase en español con la entonación típica de tu lengua madre puede sonarle a chino (o sea, muy raro) a un español.

La verdad es que cuando hablamos un idioma que no es el nuestro nos molesta mucho cuando nos contestan en inglés o en otro idioma, como diciendo que no nos han entendido. Y nos preguntamos qué hemos dicho mal, pero a veces lo único que no hemos tenido en cuenta ha sido la entonación. Pasa muy a menudo, créeme.

¿Pero qué es la entonación? 

Es la curva melódica con la que hablamos y que ayuda a darle un sentido concreto a lo que estamos diciendo. Seguro que alguna vez has pensado que los hablantes de algún idioma cantan más que otros.

Pero, esta melodía no solo depende del idioma que hablamos, también cambia según la región, la propia persona, el estado anímico, la intención expresiva, entre otros. 

Hay diferentes tipos de entonación, demasiadas teorías y poca claridad en este tema.

No te voy a engañar. Es un tema complicado y difícil de enseñar.

Tipos de entonación.

Lo que sí está claro es que la entonación cambia dependiendo del final de cada grupo fónico, es decir de cada grupo de palabras entre dos pausas. La parte final, entre el último acento y la siguiente pausa, se llama tonema. 

Para que lo veas claro, te pongo un ejemplo. En la frase:

Me encanta ver series. => solo hay un grupo fónico. El tonema está en la palabra “series”. Según qué sentido quieras darle a la frase, será el tono del final de la frase.

Me gusta mucho ver series españolas || cuando tengo tiempo. => hay 2 grupos fónicos y 2 tonemas.

Así que, según sea el tonema hay varios tipos de entonación:

  • El tonema descendente, es decir, el que baja, se usa sobre todo en frases afirmativas. 

Para seguir con el ejemplo de arriba:

Me encanta ver series.

Cuanto mayor sea la bajada, mayor la seguridad de lo que decimos. Cuanto menor sea, mayor duda demostraremos tener.

También se da en las preguntas que llevan palabras interrogativas (qué, quién, cómo, dónde, cuándo….?).

¿Cómo practicas tú español?

Y las exclamaciones negativas tienen una fuerte bajada.

¡Qué dificil es el español!

  • El final ascendente, o que sube, se utiliza para expresar ideas incompletas, hacer preguntas informativas, exclamaciones de sorpresa…

¿Visitas España a menudo?

  • El tonema suspensivo, que se mantiene estable, se usa al final de un primer grupo de palabras, cuando hay alguna frase subordinada, un inciso o aclaración, una enumeración…

Si no practicas más la escucha, nunca podrás hablar bien.

La Casa de Papel, que es española, tiene mucho éxito.

No me gusta ni la lluvia, ni el frío.

Cuidado, en la práctica la entonación puede variar según el sentido que el hablante quiera darle a su frase. Además, en frases más largas y complejas siempre hay una mezcla de diferentes tipos de tonemas.

¿Para qué sirve la entonación?

Entre otras cosas, para darle expresividad a nuestras palabras. 

¿Conoces a alguien poco expresivo? Suelen ser personas que hablan en tono monótono y resultan muy aburridas.

Una misma frase puede sonar monótona y aburrida.

La tortilla de patatas es uno de los platos nacionales de España y a mí me encanta.

O alegre y enérgica.

La tortilla de patatas es uno de los platos nacionales de España y a mí me encanta.

Pero, una entonación concreta también puede darle un sentido muy diferente a la misma frase. Es un factor clave para entender y comprender lo que dice otra persona.

Por ejemplo, una misma frase dicha en tono irónico quiere decir justo lo contrario de lo que dice.

Sí, hoy hace un tiempo maravilloso. (hace sol, los pajaritos cantan, no hace frío ni mucho calor)

Sí, hoy hace un tiempo maravilloso. (hay tormenta con lluvia y viento fuerte)

¿Ya lo vas teniendo más claro?

Al final de este artículo te preguntarás cómo has podido vivir tantos años sin saber esto. Ya verás.

¿Qué puedes hacer tú para hablar con la entonación de los españoles?

Llegados a este punto, tengo una mala y una buena noticia.

La mala noticia es que la entonación no es una ciencia exacta. No vas a poder aprender todos los tipos de entonación posibles. Serían demasiados, porque estos están relacionados siempre con la situación comunicativa de cada momento.

Lo que sí puedes y debes hacer es practicar mucho para captar la entonación usada por los nativos. ¿Y cómo crees que puedes practicar esto? Efectivamente, necesitas escuchar mucho e imitar lo que oyes.

La buena noticia, por tanto, es que la entonación se puede trabajar y que es relativamente fácil de hacer. Solo tienes que hacer lo siguiente:

  • encuentra material auténtico dirigido a nativos. Puede ser un programa de televisión, un podcast, una entrevista.. 
  • empieza escogiendo una frase corta.
  • escucha todas las veces que quieras hasta que tengas la entonación en tu cabeza (cómo suena).
  • tararea la melodía de la frase (ta-ra-ra)
  • imita la frase con su entonación original
  • grábate con tu móvil y escúchate. 
  • corrige cualquier diferencia con el original.

Muchas personas no consiguen hablar con la entonación de otra lengua, aunque lleven años viviendo en ese otro país ¿Nunca te has preguntado por qué pasa esto?

¿Por qué algunos suenan casi como un nativo y otros parecen incapaces de hacerlo nunca?

Aunque puede haber excepciones, la diferencia entre ellos suele estar en que unos aprenden la entonación de forma activa y otros son más pasivos.  

La entonación de los nativos no la vas a aprender si no te lo propones y empiezas a escuchar y a imitar. Es tan sencillo como eso, pero es un proceso que necesita tiempo y práctica.

Te lo digo yo, que conseguí con mi esfuerzo hablar neerlandés como los flamencos. No porque yo sea diferente o tenga un talento especial para las lenguas. Lo conseguí porque me lo propuse. Quería sonar como ellos y elegí hacer lo posible para alcanzar mi objetivo. Y funcionó. Lo conseguí a base de mucha práctica de escucha e imitación. Así que soy el ejemplo real de que funciona.

Basta de teoría, vamos a la práctica.

Es hora de ponernos a trabajar. Aquí te propongo un par de ejercicios prácticos. Tienes las soluciones al final.

1. Coloca los signos de puntuación.

Te pongo un audio con mi voz y la transcripción del texto sin signos de puntuación.

Tendrás que escuchar el audio y añadir en el texto los signos que faltan. Pueden ser el punto (.), la coma (,), el punto y coma (;), las comillas (“”), los paréntesis (), los signos de interrogación (¿?), los signos de exclamación (¡!), los puntos suspensivos (…).

Escucha

Cuando voy a España lo primero que hago es llenarme de la sensación de estar ahí me concentro en un olor en una sensación me fijo en algún detalle y ya en seguida me siento otra vez en casa cuál es tu primera sensación cada vez que llegas a España

2. Adivina qué tipo de entonación es por los tonemas.

Escucha el audio y marca una de las tres opciones.

=> ¿De qué tipo sería esta secuencia tarareada?

AUDIO

Ahora como frase real, sacada de un podcast. 

AUDIO

“Me cuesta mucho pensar en mañana, la verdad”.

3. ¿Qué diferencia de significado hay entre estas frases según la entonación?

AUDIO

Los jóvenes de mi familia, que adoran España, nos visitan cada año.

Los jóvenes de mi familia que adoran España, nos visitan cada año.

¿Has hecho ya los 3 ejercicios? Aquí tienes las SOLUCIONES.

 

CONCLUSIÓN

La musicalidad o melodía de cada lengua es más importante de lo que creemos. Si quieres que te entiendan cuando hablas español, empieza a trabajar tu entonación.

Cuando empieces a usar la entonación natural del español verás que todo cambia. Puedes cometer algún error gramatical o decir una pabra mal, pero sonarás mucho más español que ahora.

Recuerda: sonar español es empezar a parecerlo. Es un gran paso si quieres tener conversaciones más naturales.

Sin comentarios

Escribe un comentario