17 gestos para sentirte como uno más en españa

Cada vez que vuelvo a “casa”, a Sevilla, me doy cuenta de lo diferente que puede llegar a ser hablar con alguien en un país o en otro. Y esto no tiene nada que ver* con el lenguaje en sí …, aunque … ¡espera un segundo! ¿Cómo que no*? ¡Claro que sí tiene que ver con el idioma! El lenguaje no son solo palabras. Lenguaje es todo lo que utilizamos para comunicarnos mejor.

Como sabes, soy del sur de España y esto que te cuento quizás sea más típico del sur que del norte. Pero, de todos modos, los españoles somos, en general, muy expresivos.

Piénsalo un momento. En gran parte de los países mediterráneos, por ejemplo, en Italia, encontramos personas muy expresivas. Cierra los ojos y visualiza a una persona italiana diciendo “¡mamma mia!” Mientras agita* sus manos. ¿A que lo ves fácilmente? Es algo innato*.

Tú, que adoras España y que disfrutas tanto de esa fuerte conexión con la cultura española… Tú, que sueñas con sentirte uno más entre españoles … Sí, también tú puedes expresarte aún mejor ayudándote de algunos gestos.

Cuando dices algo sin mover un dedo o sin hacer una mueca*, la otra persona, el que te escucha, puede no saber si estás hablando en serio o no, o qué piensas realmente sobre lo que acabas de decir. ¡Incluso podrían pensar que te ha pasado algo malo y por eso no te mueves nada! Bueno, esto es broma. Pero, usar algunos gestos puede ayudarte a que los demás te entiendan mejor o, incluso, a que conozcan algo más tu personalidad. Es una manera excelente y fácil de no dejar lugar a dudas* sobre lo que realmente queremos decir. Así, todo queda claro desde el primer momento y eso es maravilloso para la buena comunicación, ¿no te parece?

Pero los gestos no solo ayudan, a quienes escuchan, a comprender mejor nuestro mensaje. Yo soy española y me encanta hacer gestos (no puedo evitarlo*, ¿será genético?). Yo creo que esto también ayuda al hablante, porque nos sentimos liberados al hablar. Nos sentimos cómodos y, por eso, nos atrevemos* a expresarnos sin límites. No quiero decir que no debes confiar en alguien que no hace gestos al hablar, pero creo que cuando nos sentimos bien, como cuando estamos con amigos, es más fácil que seamos bastante expresivos. ¿Alguna vez te habías parado a pensar* esto?

El lenguaje no verbal* es muy importante en cualquier cultura, y es interesante saber qué significa cierto gesto cuando hablamos con otra persona. Entonces, si pretendes mezclarte* con la gente local en España, mira a tu alrededor, observa, habla y conecta con los españoles. Descubrirás qué gestos prefieres usar y cuándo. Es probable que haya pequeñas diferencias regionales, pero ahora te mostraré algunos de los gestos más utilizados entre los españoles:

  1. Para decir que hay demasiada gente en un lugar.

En español dirías algo como “esto está abarrotado” o “lleno de gente”.

 

1. Para decir que hay demasiada gente en un lugar.

En español dirías algo como “esto está abarrotado” o “lleno de gente”.

 

2. Para decir que no tienes dinero o que te lo has gastado todo.

¿Te vienes al cine?

Pues esta vez paso, porque estoy a dos velas.

 

3. Para decir que una persona es descarada, no tiene vergüenza o es egoísta.

En español decimos “¡qué cara tiene!”, “¡qué caradura!” o “¡qué cara más dura!”. Y al mismo tiempo que lo decimos, hacemos este gesto.

¿Sabes que me acaba de pedir dinero otra vez?

¿De verdad? ¡Qué cara tiene!

4. Cuando queremos decir que alguien está un poco loco.

No sé por qué pero esta frase es muy conocida en el extranjero. Siempre me he encontrado con gente de otros países que conocía la frase “está un poco loco”. ¿Será por una canción? ¿o una película? Si tú sabes por qué, dímelo en los comentarios.

A mi jefe no le gusta salir nunca de su despacho.

Yo creo que está un poco loco, ¿no?

5. Cuando decimos que alguien ha sido engañado por su pareja (sexualmente hablando).

Sí, en español, tenemos una etiqueta para la persona engañada, “cornudo/a”. La acción de engañar es “poner los cuernos”, y acompañamos la expresión con un gesto de las manos imitando unos cuernos.

Oye, ¿te has enterado de que Luis y María se separan?

Sí, y no me extraña, porque él le ponía los cuernos.

6. Para decir que alguien es o se ha quedado muy delgado/a.

Entonces, decimos “está así de delgado/a” o “está canijo/a*”.

Tu amiga Rosa está demasiado delgada.

Puede ser, pero ella siempre ha estado así.

7. Para dejar claro que tú no has tenido o no quieres tener nada que ver con un asunto*. 

Si no queremos saber nada de ese tema, diremos “yo no quiero saber nada, me lavo las manos”.

Os dije que tuviérais cuidado con el coche y mira qué sucio lo habéis dejado.

Yo también se lo dije y no me escucharon, así que me lavo las manos.

8. Cuando le decimos a un amigo que nos vamos o le pedimos a alguien que se vaya. 

Entonces, decimos “bueno, yo me voy” o “anda, vete ya” (no muy amable).

Bueno, me voy ya que llego tarde.

Vale, ¡nos vemos!

9. Cuando en un bar o restaurante queremos pedir la cuenta.

Decimos: “¿la cuenta, por favor?” o “¿me dice cuánto es?”.

¿La cuenta, por favor?

Sí, claro, ahora mismo se la traigo.

10. Para preguntarle a alguien si ha entendido lo que acabas de decir o contar.

Lo usamos también mucho después de decir algo en sentido irónico. En ese momento, preguntamos: “¿lo pillas?” o “¿lo coges?” (cuidado, en algunos países de latinoamérica el verbo coger tiene un sentido estrictamente sexual).

Jajaja, ¡qué buen chiste! ¿lo pillas?

Pues no, no me hace gracia.

11. Para decir que algo está realmente delicioso.

Decimos “está increíble, riquísimo, buenísimo…” o “está para chuparse los dedos”.

Me encanta la ensaladilla de gambas.

Pues, en este bar está increíble.

12. Cuando quieres que alguien se dé prisa.

Y aquí me veo a mí misma diciéndoselo a mi hija casi todas las mañanas: “¡venga, vamos, deprisa…!”

¡Venga, vamos, que llegamos tarde!

¡Ya voy, ya voy!

13. Para expresar que una persona no te gusta y prefieres evitarla.

“Uy, yo a esa persona le hago la cruz”.

¡Anda, mira quién viene por ahí!

Uy, yo a ese no lo quiero ni ver.

14. Para decirle a alguien que llega muy tarde.

Decimos “¡ya era hora!”.

¡Hombre, ya era hora!

¡Lo siento,  perdonad el retraso!

15. Para expresar que estamos cansados o hartos de algo o alguien.

Entonces, podemos decir “estoy hasta aquí”, “me tiene harto/a” o “estoy hasta la coronilla”.

El perro del vecino no deja de ladrar. Me tiene hasta aquí.

16. Cuando queremos avisar a alguien para que tenga cuidado con algo o alguien. 

Yo diría algo como “ojito (ojo) con eso” o “cuidado con eso”.

Por favor, tened mucho cuidado esta noche.

¡Que sí!, no te preocupes.

17. Para decir que dos personas tienen una relación amorosa.

Entonces, podemos decir: “están juntos”, “tienen un lío” o “están liados” (más coloquial).

¿Qué me tenías que contar de Ana y Fernando?

¡Que están saliendo!

Por supuesto, esto es solo una selección de algunos de los muchísimos gestos que los españoles más usamos. Pero, como te imaginas, hay muchos más. Y es probable que, en algunos casos, también haya diferencias entre regiones de España.

Conocer estos gestos te ayudará a comprender las conversaciones entre españoles, pero también pueden ayudarte a expresarte de forma natural cuando estés en España. Este podría ser un buen comienzo para sentirte más como un local y menos como un turista.

Disfruta de los vídeos y dime qué gestos ya conocías y cuáles crees que usarás más cuando te pongas a hablar español.

 
Vocabulario

*tener que ver con (algo/alguien) : estar relacionado con, tener relación con

¿cómo que no?: por supuesto que sí

agitar: mover de un lado a otro

innato: de nacimiento, natural

una mueca: gesto con la cara

no dejar lugar a dudas: no dar opción a la duda, dejar las cosas claras

no puedo evitarlo: lo hago sin querer

atreverse: arriesgarse

pararse a pensar: considerar

lenguaje no verbal: comunicación sin palabras (gestos, sonidos, señales…)

si pretendes mezclarte con la gente local… : si quieres relacionarte con la gente local…

un asunto: un tema

carnijo/a : muy delgado/a

Expresiones

estoy a dos velas = estoy tieso/a = no tengo un duro: no tengo dinero

qué cara más dura = qué cara (tiene) = es un/a caradura : no tiene vergüenza, es egoista

su novia le pone los cuernos = es un cornudo : su novia lo engaña con otra persona

yo me lavo las manos : yo no quiero saber nada de eso, no es mi problema

está para chuparse los dedos : está buenísimo

 hacerle la cruz a alguien: no querer tener contacto con esa persona

¡ya era hora! : ¡por fin!

estar hasta la coronilla de algo o alguien: estar harto/a de algo o alguien

ojo con eso: cuidado con eso

tener un lío = estar liados : tener una relación sentimental

Sin comentarios

Escribe un comentario